Gobernadora de Llanquihue llamó a la responsabilidad de los comerciantes para adquirir productos del mar.

La autoridad provincial tuvo una extensa reunión con el Alcalde de la comuna, siendo su primera visita a terreno.

“La comuna de Calbuco está libre de marea roja”, con estas palabras la Gobernadora de la Provincia de Llanquihue, Leticia Oyarce, descartó la presencia de esta toxina en el territorio e invitó a los comerciantes a ser responsables al momento de adquirir estos productos.

En su primera salida a terreno, la Gobernadora Provincial se reunió de con el Alcalde Rubén Cárdenas, con quien abordaron esta situación que ocurrió el fin de semana y que afectó a tres personas por consumo de mariscos con marea roja adquiridos a un vendedor local en el mercado y que presumiblemente fueron trasladados de otro sector y apozados, ya que no hay sectores afectados por marea roja en la comuna de Calbuco, según lo informado por la autoridad sanitaria.

La autoridad provincial, hizo hincapié en que “lo más importante es que Calbuco está libre de marea roja y eso nos tiene que dar tranquilidad, especialmente a los consumidores”. Sin embargo, aprovecho de hacer un llamado a la responsabilidad de quienes extraen y comercializan los mariscos bivalvos, asegurando que “estos hechos dañan a los pescadores, porque se produce una pérdida de confianza y, obviamente, lo más importante es velar por la vida de las personas y por lo tanto, esperamos como Gobierno y la autoridad sanitaria que, existan sanciones y un castigo ejemplificador para que este tipo de situaciones no vuelvan a suceder”.
La Jefa Provincial, aseguró que debido a la cercanía de semana santa, periodo de mayor demanda de consumo de mariscos, se van a intensificar las fiscalizaciones para evitar que este tipo de situaciones vuelvan a ocurrir.
En otros temas, el Alcalde Cardenas presentó varios temas que preocupan a la comuna como la construcción de viviendas sociales para atender a los cinco campamentos que actualmente están vigentes en el territorio, los cuales requieren de saneamiento y adquisición de terrenos.

Ante lo cual, la Gobernadora Oyarce, manifestó su disposición en colaborar para dar una solución digna a estas familias, expresando que “Calbuco tiene una deuda pendiente y muy compleja en materia de vivienda, ellos no tienen terrenos donde construir, no hay factibilidad de agua potable y alcantarillado y, esa es una tarea no menor que tiene varias dificultades, es una prioridad del Alcalde y también del Gobierno del Presidente Piñera de poder mejorar la calidad de vida de las personas más vulnerable y en eso hay que trabajar con tiempo y con de dedicación ”, comentó.
También se abordó el déficit hídrico y los proyectos de agua potable rural, así como también el proyecto de electrificación de la isla de Queullin, último archipiélago de la comuna de Calbuco que no cuenta con este servicio básico, indicó la autoridad comunal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

shares
A %d blogueros les gusta esto: