Moreira advierte que proyecto de ley amenaza conectividad marítima regional

Por considerar que se dañará la conectividad marítima, así como la actividad económica de la Región de Los Lagos, el senador Iván Moreira presentó indicaciones a la iniciativa para modificar el proyecto de ley sobre cabotaje nacional, que presentaron sus colegas Alejandro Navarro, Ricardo Lagos Weber y Alejandro Guillier.
Para el legislador, la propuesta de los parlamentarios es “una amenaza a la economía de la región, al Comercio y a los armadores de naves, que serían los más afectados”.
El proyecto de ley busca modificar el artículo 3° del Decreto Ley N° 3.059 de 1979, Ley de Fomento a la Marina Mercante. “Cuando uno presenta un proyecto de ley, es para todo el país. No hay leyes locales. Uno tiene que tener claro que hay efectos que pueden terminar dañando una determinada región. Queremos que en esta ley, que está bastante ambigua, se precise nuestra posición”, aseveró Moreira.
Pone especial atención en las naves de pasajeros extranjeros, las que quedan definidas en sus indicaciones
como las que ofrezcan servicios de hotelería y restaurante, y cuya función exclusiva es el transporte de personas con fines turísticos.
También plantea que podrán participar en el cabotaje, siempre y cuando su capacidad de transporte sea igual o superior a 400 pasajeros, pero, no podrán realizar recambio de pasajeros a partir del paralelo 41º hacia el sur (desde el sector de Bahía San Pedro, en la comuna de Purranque).
En sus indicaciones, Moreira limita ese servicio a naves extranjeras cuya capacidad de transporte sea inferior a 400 pasajeros, “cuando en la correspondiente ruta específica no exista disponibilidad de naves chilenas, lo que será determinado y autorizado en la forma establecida en un reglamento dictado por la autoridad competente”.
De acuerdo al análisis del senador de la UDI, al permitir el cabotaje a pasajeros en todo el país, afectará la actividad turística relacionada con la conectividad bimodal, especialmente a nivel del empleo.
“Esta moción parlamentaria, atenta contra la libre competencia y genera una competencia desleal, ya que todos los cruceros que accederían a esta ley, tendrían una ley laboral y tributaria distinta a la nuestra”, expuso.
El senador hizo presente que no está en contra de permitir la apertura de ese servicio en el norte, sino que al sur del paralelo 41°. Mencionó que la ley debería definir la zona dónde se desarrollaría ese servicio, que podría generar una apertura en el norte del país, donde no existe transporte de pasajeros.
“Aquí se puede dar la paradoja, porque la ley es muy ambigua, que para la época estival empiecen a llegar embarcaciones a hacer turismo y transporte. Hoy hay una serie de naves que hacen conectividad, hay subsidios, y como hay tanto turismo en el verano, podrían llegar embarcaciones de otros lugares, con banderas extranjeras, a cumplir ese objetivo”, argumentó.

Deja un comentario

shares
A %d blogueros les gusta esto: