Con simulacro de terremoto en Lenca finalizó curso que preparó a escuelas y viviendas colectivas para las emergencias

Puerto Montt. En la actividad de formación, organizada por la Oficina de Asistencia para Desastres en el Exterior de los Estados Unidos en conjunto con Onemi y Bomberos, por primera vez participaron dos educadoras de una casa de acogida para mujeres víctima de violencia.


Un terremoto 8,8 grados en escala de Richter y una posterior alerta de Tsunami, fue la situación que se recreó en la Escuela Rural de Lenca (distante a 36 kilómetros de Puerto Montt) durante el ejercicio final curso Plan Integral de Seguridad Escolar (Pise), desarrollado en conjunto por la Oficina de Asistencia para Desastres en el Exterior del Gobierno de los Estados Unidos (Usaid /Ofda), la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) y el Cuerpo de Bomberos de Puerto Montt.

En esta versión del curso, que en tres días concentró 25 horas lectivas y prácticas para instalar capacidades técnicas de preparación y acción ante riesgos por causas naturales o humanas, se capacitó a 27 profesionales y técnicos de las áreas social y de la educación, la mayoría de ellos pertenecientes al programa Habilidades para la Vida que se ejecuta en el Departamento de Administración de Educación Municipal (Daem) de Puerto Montt, con recursos de Junaeb.

“Hace más de 10 años que desarrollamos estas actividades que buscan reducir riegos en establecimientos educacionales. En Puerto Montt fuimos pioneros al traer desde especialistas desde el extranjero que implementaron el Curso de Seguridad Escolar (Cuse) que luego derivó en el actual Pise. Este es el segundo curso del año, en enero efectuamos uno de carácter internacional con la participación de docentes, profesionales y bomberos respondedores de emergencias de Chile, Uruguay y Paraguay”, precisó el superintendente del Cuerpo de Bomberos de Puerto Montt, e instructor de Usaid/Ofda, Rodrigo Barrientos.

En cuanto a la novedad de esta versión del Pise, Barrientos, quien además es instructor de la Academia Nacional de Bomberos (ANB), explicó que “a solicitud de la Seremía de la Mujer y Equidad de Género de Los Lagos, incorporamos dos educadoras de una de las casas de acogida para mujeres víctimas de violencia, entendiendo que se trata de viviendas colectivas que también requieren desarrollar un plan de seguridad y respuesta a emergencias. Ellas trabajaron muy bien con los profesionales del programa Habilidades para la Vida, que en su mayoría son docentes, psicopedagogos y psicólogos”.

Mujeres y niños
La seremi de la Mujer y Equidad de Género, Viviana Sanhueza, presenció el simulacro desarrollado en Lenca, en el que se recreó el colapso de estructuras, cortes de energía, incendios, fugas de gas, y un Tsunami que dejaron como resultado (ficticio) a una decena de estudiantes heridos que debieron ser rescatados y trasladados a una zona de seguridad para recibir primeros auxilios.

“El capacitar a las educadoras de nuestras casas de acogida en materia de respuesta a emergencias, fue una inquietud que ellas mismas nos plantearon. Esta es una materia fundamental para proteger la vida de mujeres y niños que ocupan una vivienda colectiva, en caso de que registre un siniestro o un desastre natural, que son habituales en nuestro país y para los cuales debemos estar preparadas”, dijo.

La secretaria regional, junto con indicar que se trató de un ejercicio de buen nivel de realismo y bien ejecutado, adelantó que “la idea es que más de las personas que trabajan en las casas que reciben a las mujeres que han sufrido la violencia se preparen en este ámbito, por lo que agradecemos a Bomberos de Puerto Montt y desde ya solicitamos nuevos cupos en la próxima versión de este curso. Esta es una gran actividad de capacitación, la que debe ser replicada en establecimientos rurales y de difícil acceso, permitiendo a la comunidad enfrentar una emergencia”.

Por su parte el psicopedagogo Yerko Rodríguez, coordinador del programa Habilidades Para la Vida, valoró la experiencia de formación, indicando que “es de vital importancia resguardar a nuestros alumnos, en el Daem tenemos más de 22 mil alumnos, que en definitiva son 22 mil vidas a las cuales hay que darles respuesta durante una emergencia”.

El profesional destacó la incorporación a la actividad de dos educadoras de las casas de acogida para mujeres víctimas de VIF, dado a que se “trata de viviendas colectivas, donde se debe resguardar de forma integral la seguridad de las personas”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

shares
A %d blogueros les gusta esto: