Corte declara admisible recurso de protección contra Hospital Puerto Montt

Padres de un bebé de 8 meses acusan una presunta negligencia médica. Solicitan trasladar al niño a Santiago

Los padres de un bebé de ocho meses de vida que presenta una insuficiencia cardíaca, por lo que está internado en el Hospital de Puerto Montt (HPM), presentaron un recurso de protección que fue declarado admisible por la Corte de Apelaciones.

Los requirentes consideran que existieron irregularidades en la atención y tratamiento que recibió el pequeño en ese recinto médico. Consideran que la actual condición de su hijo Gabriel, se debe a una supuesta negligencia médica por parte del personal de Pediatría.

Según el abogado Óscar Montecinos, director de Acción Ciudadana, el HPM debe remitir a la Corte un informe del estado de salud del niño, así como su ficha médica y facilitar los recursos para ser atendido con prioridad.
El profesional expuso que el viernes 4 de octubre el lactante presentó complicaciones en su salud, que motivaron que sus padres lo llevaran a la Unidad de Urgencia del HPM. “Después de exámenes, se les comunica a los padres -informalmente- que esto se debería a un problema cardíaco, por dilatación del corazón y eso hace que esté en estado grave”, resumió.

Al recordar casos de recién nacidos que han muerto en el hospital, Montecinos planteó que tanto el director del Servicio de Salud del Reloncaví, Jorge Tagle; como la directora del Hospital, Mónica Winkler, deben revisar la forma como se ha manejado ese recinto ante esas crisis, “lo que habla de una negligencia importante, que debemos terminar ahora”, agregó.

El abogado aseguró que como Acción Ciudadana se hicieron parte de ese requerimiento, mediante el ingreso de otro libelo, a fin de conseguir que el tribunal de alzada disponga el inmediato traslado del pequeño a la Clínica de la Universidad Católica de Chile, en Santiago. “Si no actuamos ahora, podríamos lamentar una pérdida importante”, sostuvo.

Añadió que “con la desconfianza que existe sobre el hospital, Gabriel necesita ser trasladado ahora a esa clínica, donde existen los medios para tratar este problema cardíaco grave. Lo que hicimos fue establecer la urgencia, por sobre la negligencia”, determinó.
A través de una declaración, desde el Hospital lamentaron “que los padres tengan la opinión de que no fueron atendidos de forma adecuada” y anunciaron que “se están realizando las investigaciones que corresponden a este caso”.

En cuanto al estado de salud de Gabriel, precisaron que es estable “con todos los cuidados que corresponden luego de su paso por la UTI Pediátrica en relativas buenas condiciones generales, dentro de su condición”.

Fuente: www.soychile.cl

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *