Más de 10 mil llamados diarios para recuperar las facturas morosas: Cómo funciona el servicio que es fundamental en esta pandemia

El Banco Central lo anunció: Esta es la crisis más profunda de nuestra economía en los últimos 35 años y sólo comparable con la recesión de 1982, la que dejó con traumas profundos a toda una generación.

Hoy contamos con más herramientas que en ese momento, y la tecnología juega a favor de las empresas, lo que permite que muchas áreas laborales sigan funcionando y personas que quedaron cesantes, puedan incluso reinventarse.

Se suma además las acciones del gobierno y de privados que han permitido la entrega de ayuda, así como beneficios de postergación de cuotas de parte de los bancos y entidades financieras, que intentan mantener la economía y principalmente evitar que se corte la cadena de pagos.

«Se deben aprovechar los beneficios de postergación y llegar a acuerdos con los proveedores para abonar, pagar de a poco los compromisos, pero de ninguna manera dejar de pagar, puesto que esta acción sería muy perjudicial, y terminaría por hacer quebrar más empresas, dejando a más familias desprotegidas y sin empleo», explica Alberto Gerszencvich, gerente general y fundador de la empresa de cobranza Remesa (www.remesa.cl).

Sin embargo, el proceso de cobranza se está haciendo cada día más difícil, debido principalmente a la desaceleración económica y también a las restricciones de movimiento, cada día más estrictas.

Ante esto, generar una buena gestión de cobranza es una estrategia efectiva, para la que se necesita principalmente tiempo, con el que no cuentan muchos dueños de empresas, que deben utilizar este tiempo para reencausar su negocio y buscar nuevas fórmulas de venta.

«Tengo que estar al tanto de cuánto vendo, cuánto ha influido la caída y cuánto recupero. Debo poner mis energías en cómo puedo mejorar mis ventas, porque tengo un inventario un stock. Tengo que administrar y cubrir mis costos y ver cómo por un lado las ventas están bajando y también tengo que recuperar mis pagos. Entonces ¿a qué me dedico? La recomendación es concentrarse en lograr reinventarse o generar formas de fidelización con los clientes, y dejar la cobranza en manos de otras personas, para que ellos pueden recuperar las facturas por cobrar», agrega el experto.

Para realizar este trabajo, la empresa genera cerca de 10 mil llamados al día, que no tienen en ningún caso la finalidad de acosar, si no que de negociar y llegar a soluciones con los clientes, darle así opciones y fidelizar, demostrando que es justamente en época de crisis cuando se sabe quién verdaderamente está a tu lado.

¿Cuáles son las ventajas?

–          Disminución de los tiempos de mora

–          Disminución de la exposición financiera

–          Entregar certeza sobre los pagos

–          Proyectar financieramente el negocio

–          Cobrar a la medida de cada cliente, principalmente en esta crisis

–          Cobrar en todo Chile e incluso en el extranjero

–          Herramientas tecnológicas que permiten el cobro efectivo

«Tenemos nuestros propios sistemas de gestión, que nos permiten el estudio o el seguimiento online, además de entregarnos informes en línea, por lo tanto ayudamos muchos a minimizar el riesgo en las ventas y entregando el respaldo, para que no se pierda la información. Además, desde el inicio de la pandemia, pudimos implementar el teletrabajo, logrando que todos nuestros colaboradores sigan funcionando desde sus casas y sin perder sus empleos».

Para más información sobre cómo funciona este servicio, puedes ingresar a www.remesa.cl

Facebook Comments

admin

Las noticias de Puerto Montt la region y el país aquí puedes agregar tus noticias enviando un Msje a nosotros con gusto publicaremos tu noticia gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *